cables y conectores












Entre cables y conectores, entre metal y plástico, entre las cuatro paredes que conforman mi cuarto, me despliego.
Con tremenda soltura, desgarbado, y roto, al ritmo de las teclas de mi ordenador que rechinan en mis oídos, me desmorono.
Y al alcanzar tu mirada mis palabras se reformulan y se acomodan al son de tu conciencia ¿morirá día mi mirada, como seguramente lo hará mi cuerpo?
¿Qué es lo que busco yo, como viajero cósmico, yo como escritor frustrado, en las palabras y la literatura, como lo es mi vida?
No sé de nada, y se nota mucho, perdí mi tiempo, y se nota aún más, serpientes venenosas salen de mi boca con la velocidad con la que una hemorragia acabaría con tu vida
Pero no hay dolor… ¿Alegría? Menos, es coraje, es fuerza, o es veneno, o tal vez quieren que crea que es coraje, que es fuerza, o que es veneno, pero en realidad no es nada, como lo es mi vida.


Comentarios

Entradas populares