Sobre series y diferentes formatos cinematográficos.







En los últimos años el formato de serie en el arte del cine ha ganado cierto valor, y por ello uno se pregunta cuales son los efectos que causa ¿por qué una serie y no una película? ¿qué ganas?
El formato, en este caso el de la serie, es un ¨como¨hace parte de la  manera en la que la obra transmite, no es un objetivo (un "que"). Esta pregunta es muy importante porque suele haber una división entre series y películas, como si se tratara de dos artes diferentes cuando en realidad  son uno mismo. Se podría argumentar que, al crear en formato de serie se pierde creatividad, porque el autor pasa del ejercicio de expresión al de "¿qué pasará con X personaje en el próximo capítulo?", "¿como se salvarán de tal stuación?", entonces la obra pierde visión y pasa a ser más un simple producto.
Razón no les falta, solo hace falta ver la gran cantidad de series de hoy en día, especialmente el anime, suelen ser obras planas a más no poder, por su estructura que busca más enganchar a la gente, venderse, y esto limita la expresión artística. La manera más simple de comprobarlo es ver una serie por unos capítulos y luego preguntarte por que la estás viendo (o que puedes extraer de ella.), te darás cuenta que más de la mitad de las veces, ves esa serie solo para saber qué pasará después, si tal personaje morirá o no, y no estarás viendo esa serie por lo que te estará transmitiendo, o por lo que te hace sentir. En el anime es exactamente lo mismo, y estamos tan acostumbrados a que sea así que la pregunta parece estúpida.



De todos modos creo que variar el formato que se va a utilizar para la obra es, por lo menos, interesante y puede ser más que un simple modo de asegurar una audiencia cada semana, de igual manera creo que el formato de película "típico" que tenemos debería mover sus bases y cambiar un poco, en otras palabras hay películas que solo son películas porque sí.
Me viene a la mente aquellas que intentan formar lazos complejos entre una gran cantidad de personajes. Estoy hablando de una manera muy general, por lo que obviamente hay excepciones. Pero la mayor parte del tiempo estas películas sufren, porque no logran desarrollar a sus personajes con todo el tiempo que necesitarían, como resultado tenemos un final salido de la nada, una conclusión improvisada.

Comentarios

Entradas populares